Rovira ya no es lo que era

Comenzar una película al más puro estilo de El club de la comedia y con Dani Rovira como protagonista hace presagiar que la búsqueda de la risa y la carcajada va a estar presente durante todo el metraje del film para contentar a un público acostumbrado al humor del actor malagueño. Pero la cuestión es ¿lo consigue? Respuesta negativa. El futuro ya no es lo que era es una presunta comedia sin gracia que se vale de gags sin atracción y una escenografía “futurista” poca vista en el oficio español. Quizás, la culpa la tenga su guion que no hay por dónde cogerlo aunque pueda parecer chistoso. Y es que la historia parte de Karl- El (Dani Rovira), un adivino que trabaja en una televisión local descifrando el futuro a los espectadores. Pero a su vez también es Carlos, un hombre inseguro padre de dos hijos adolescentes cuyo verdadero sueño es ser actor, al igual que su madre (Carmen Maura). Su doble vida empieza a cambiar cuando le ofrecen ser el adivino estrella de una cadena de la televisión nacional. Pedro Barbero, después de 15 años sin hacer cine (Tuno Negro, con Maribel Verdú y Silke fue su última película), dirige este proyecto que intenta ser pretencioso pero que al final se quedará en un recuerdo desastroso de la filmografía española. Sin embargo, no todo es negativo en la cinta de Barbero. Su mensaje encaminado hacia la superación personal y su crítica a los famosos programas de call-tv le dan un poco ingeniosidad.

Sobre el reparto, Dani Rovira totalmente irreconocible, parece haber inspirado su personaje entre una mezcla de Rappel y Sandro Rey, jugando entre el drama y la comedia aunque ni por asomo enternece como en Ocho apellidos vascos. Y pese a que la película parezca estar hecha para el actor, el resultado final es infame. Carolina Bang, como ex mujer de Rovira, y Lucía de la fuente y Saúl Barceló como sus complicados hijos en la ficción, no destacan lo suficiente para apagar la luz y emoción que impregna Carmen Maura, que una vez más demuestra su valía melodramática en la gran pantalla. También aparecen José Corbacho y Yolanda Ramos aunque sus papeles parecen estar sacados de los sketches que protagonizaban en Hommo Zapping.

En definitiva, El futuro ya no es lo que era es una comedia imperfecta que no es capaz de esbozar una sonrisa en el espectador a pesar del esfuerzo de Rovira.

Nota: 4/10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s