¡Maldita envidia!

Tras la muerte de sus padres, Jesse (Elle Fanning), una joven modelo de 16 años se muda a Los Ángeles para cumplir su sueño: ser una modelo profesional. Allí será contratada por un diseñador que queda fascinado por su escéptica belleza. Lo que provocará el furor y la envidia de las demás chicas que también ambicionan dedicarse a esta profesión. The Neon Demon es una película sarcástica al mundo de la moda, un regodeo visual compuesto por demasiadas luces de neón, flashes de cámara y colorido artificial que hace imposible seguir una trama que peca de ser perversa y algo gore. La frialdad de su mensaje nos presenta un universo de belleza, envidia y poder, el triángulo que nos hace ver su director para conseguir lo quizás puede ser el mayor deseo del ser humano, la perfección. Con esto Nicolas Winding Refn (Sólo Dios perdona, Pusher…) nos traslada su mirada más personal y mórbida sobre el mundo de la moda. Sin embargo, su obsesión por el estilo y su poca atención al contenido, hace conseguir una cinta técnicamente perfecta pero una inverosímil propuesta. Así sus claras referencias por autores como David Lynch o Darío Argento no le sirven de nada para remediar el sueño macabro que pretende representar.

La fatua banda sonora que compone Cliff Martínez o, incluso, la propia Sia si mejora la parafernalia de The Neon Demon. Al igual que su elenco de protagonistas. La dulce Elle Fanning nos hipnotiza desde el minuto uno de la película con ese fotograma cubierta de sangre. Con tan solo 18 años, la hermanísima de Dakota Fanning apunta maneras en el cine. Ya ha trabajado con directores de la talla de J.J. Abrams en Super 8 o Sofia Coppola en Somewhere, cuya interpretación fue bastante aclamada por la crítica. Pero en la cinta del director de Drive, la actriz se muestra en su máximo esplendor, con una mirada que desgarra y atrapa. Completan el reparto Jena Malone, una maquilladora oscura y siniestra; la modelo Abbey Lee Kershaw y Bella Heathcote, cuyas actuaciones podían traducirse como las hermanastras de Cenicienta, envidiosas en todo momento de la belleza de Fanning. Así como las apariciones estelares de Christina Hendricks (Mad Men), en pantalla solo cinco minutos, y Keanau Reeves (Matrix), con un papel que explota al máximo su mal humor.

The Neon Demon es una drástica historia sobre las fashion victim con una estupenda representación visual y sonora, y con escenas un tanto gore.

Nota: 6/10.

Publicado en Diario Málaga Digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s