‘Love me not’: nada es lo que parece

Lovemenot

El cine griego está en su máximo apogeo. Con Yorgos Lanthimos descubrimos a un genio de la perturbación, y ahora Alexandros Avranas coge su testigo con ‘Love me not’, un thriller sádico pero hipnótico sobre la ambición. La película arranca con un matrimonio que instala en su asombrosa casa a la que va a ser su futura madre biológica, y partir de este hecho, los acontecimientos serán inesperados. Porque los giros de guion están asegurados, nada es lo que parece en este pretencioso film que vuelve a juntar a Avranas y  Kostas Peroulis tras trabajar juntos en ‘Miss Violence’ (León de Plata a la mejor dirección en el Festival de Venecia de 2013). En esta ocasión, de manera lenta y condensada, y con un medido uso del lenguaje, ambos trazan un juego violento y humillante que gira en torno a la codicia y a los estatus sociales.

Con apariencia de drama pero con aire haneckiano, sus protagonistas se prestan al ritmo frenético de la acción y sobrepasan la línea de lo retorcido. Solo hay que ver en los escasos primeros planos la mirada perpetra de la actriz Eleni Roussinou que encandila plenamente con sus ojos azules. Así, a nivel estético Avranas construye un verdadero templo griego con esa lujosa villa en la que se desarrolla la mayor parte del metraje y de la que se vale para reflejar a una sociedad materialista

Al final ‘Love me not’ es una película que juega con las percepciones del espectador, dispuesta a incomodar y revolucionar el actual cine europeo.

Nota: 7,5/10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s