‘Eighth Grade’: retrato de la sociedad millenials

‘Eighth Grade’ de Bo Burnham, es una película notable que te hace reflexionar sobre la influencia de las redes sociales en las relaciones interpersonales de las nuevas generaciones. Por cierto, Elsie Fisher está genial como adolescente superviviente de la sociedad millenials.

Nota: 7/10

Eighth_Grade

Estreno: ‘Loving Pablo’

lovingpablo

 de Fernando León de Aranoa es perfecta. La reconstrucción está conseguida. Vestuario y banda sonora acorde a la época y situación. Javier Bardem está brutal, es el mismo Pablo Escobar en todos sus matices. Voz, físico, parecido… Una interpretación de Oscar. Penélope Cruz brilla como la periodista Virgina Vallejo, la autora del libro en el que está basado la película (‘Amando a Pablo, odiando a Escobar’). ‘Loving Pablo’ gustará a aquellos primerizos del mundo Escobar.

Nota: 8,5/10.

Estrenos en cines: 9 de marzo de 2018.

Gracias a Moobys y a Filmax España por la invitación a la película.

Preestreno: ‘El viaje de sus vidas’

el viaje de sus vidas

#ElViajeDeSusVidas del italiano Paolo Virzi es una tierna road movie que nos lleva a los mejores y peores momentos de una pareja de la tercera edad. Con el alzheimer como tema principal, la película desprende ciertos destellos de comedia entre tanta melancolía. Helen Mirren y Donald Sutherland están en verdadero estado de gracia. Veréis a la nueva pareja de cine con más química en pantalla.

Nota: 7/10.

Estreno en cines: 23 de marzo de 2018.

Gracias a Karma Films y Harper Collins Ibérica por la invitación al preestreno en Barcelona.

Preestreno: ‘Winchester’

winchester

#Winchester, la casa que construyeron los espíritus. Es una película de suspense y terror “digital”, con sustos para niños. Entretenida por su parte de historia real pero aburrida por cómo está contada. La presencia de Hellen Mirren como protagonista no logra mimar al espectador. Precario trabajo de los hermanos Spierig.

Nota: 4/10.

Estrenos en cines: 9 de marzo de 2018.

Preestreno: ‘Todo el dinero del mundo’

getty

“Cuanto más dinero tienes, más quieres” es el mensaje que deja #TodoElDineroDelMundo. Ridley Scott construye un auténtico thriller de gangster, bien contado, con ritmo frenético, tensión y una graduada banda sonora. Michelle Williams está de escándalo como madre sufridora y Christopher Plummer, un villano de Óscar. Al final se resume en una historia para conocer la célebre familia Getty.

Nota: 7,5/10.

Gracias a Diamond Films España y a Harper Collins Ibérica por la invitación al preestreeno en Barcelona.

Estreno en cines: 16 de febrero de 2018.

‘Feliz día de tu muerte’: vuelve el género slasher

El género de terror se asoma cada semana por la taquilla española con el estreno de una nueva película. ‘Verónica’, ‘It’, ‘Anabelle: Creation’ o ‘El secreto Marrowbone’, o mejor dicho, niñas poseídas, muñecas y payasos diabólicos, asechan en el miedo del espectador. En esta ocasión, un asesino enmascarado y el cine slasher vuelven a la gran pantalla con ‘Feliz día de tu muerte’, de Christopher Landon, para continuar asustando, o es más, divirtiendo. Three (Jessica Rothe) despierta el día de su cumpleaños en la habitación de un tal Carter (Israel Broussard), confusa y aturdida por la resaca que lleva en el cuerpo, comienza el día entre líos amorosos, familiares y de convivencia con sus compañeras de hermandad, y termina con un fatídico final, su muerte a manos de un enmascarado con una careta de bebé sonriente. Sin embargo, volverá a vivir este día una y otra vez hasta que resuelva su propio asesinato.

felizdíadetumuerte
Una de las escenas de ‘Feliz día de tu muerte’

‘Feliz día de tu muerte’ es una mezcla del petardeo de ‘Chicas Malas’, la ingeniosidad de ‘Atrapado en el tiempo’ y el neoslasher que nació con ‘Scream’, de la que exprime también el terror adolescente, las dosis de humor y los gritos en su protagonista. Aunque la cinta de Landon satisface más los gustos del público juvenil de la nueva era millenials que ya hicieron otros títulos de baja producción pero con muy buen éxito en taquilla como ‘Una noche para morir’ (Nelson McCormick, 2008), ‘San Valentín sangriento’ (Patrick Lussier, 2009) o ‘Hermandad de sangre’ (Stewart Hendler, 2009). A la película le falta más juego entre el agresor y la víctima, menos risas y más sangre, porque al final asistimos más a una comedia que a un film de terror. El suspense tampoco prevalece porque ya sabemos que Tree, su protagonista, morirá repetidas veces hasta conocer quién es su asesino, que indudablemente se desvelará en el tramo final de la cinta.

Al final como toda película de terror slasher al espectador únicamente le queda saber quién es el que se oculta debajo de la máscara. Tenemos a una compañera de habitación demasiado gentil, un ligue del cual no se acuerda, un ex que sigue enamorado, el amante profesor y una amiga envidiosa. Abran apuestas. Todos tienen razones para matar a la cabrona de Tree.

Nota: 6/10.

¡Madre de dios!

Daren Aronosky, creador de ‘Réquiem por un sueño’, ‘El Luchador’ o ‘Cisne Negro’, vuelve con una cinta surrealista, demencial, paranoica pero perfecta en su sin sentido. ‘Mother!’ (o ‘Madre’, en España) lo tiene todo para ser una película de culto, parte de un guión cargado de metáforas bíblicas, un casting encabezado por una psicodélica Jennifer Lawrence y un mesías Javier Bardem, una fotografía naturalista, así como de un escenario en el que todo gira en torno a una casa.

‘Mother!’ narra la vida de un aclamado novelista (Javier Bardem) y su mujer (Jennifer Lawrence) en una casa de campo, que se verá perturbada ante la visita de un admirador (Ed Harris) y su esposa (Michelle Pfeiffer) que deciden quedarse ante la invitación del novelista.  Sin embargo, no serán los únicos que pisarán el hogar.

IMG-5241
Cartel de ‘Mother!’

El personaje de Jennifer Lawrence simpatiza desde la primera escena. En las dos horas de duración, el espectador se mueve entre sus emociones, angustias y desesperación, siempre en un estado de tensión gracias a la ausencia de banda sonora. Aunque la cinta puede resultar extrema, incluso, desagradable ante la obsesión de Aronosky de cargar el relato de metáforas bíblicas (Adán y Eva) y alegorías al mundo contemporáneo como la obsesión sentimental, el egocentrismo, la maternidad, el culto a la fama o la destrucción del planeta. Su final lejos de ser ambicioso acaba siendo una verdadera pesadilla.

Controvertida en su paso por el Festival de Cine de Venecia ante la división de críticas, ‘Mother!’ nos recuerda a la simplicidad de ‘La semilla del diablo’ de Roman Polanski, con un guiño al cine más transgresor. Desmedida o desconcertante, es una película que no te puedes perder.

Nota: 8,5/10.

Verano 1993: secretos del corazón

Seducir en la pantalla a través de una historia personal es difícil de conseguir. La realizadora Carla Simón  lo ha hecho. Arropa al espectador con su propia vida, su duro verano de 1993 en Ampurdán (Gerona), en la que con tan solo seis años, se enfrentó a la pérdida de su madre, tres después de la muerte de su padre. Ambos a causa del virus VIH, el Sida, todo un estigma en aquella época y sin posibilidad de cura. Tras ello, abandonó su ciudad natal, Barcelona, para ser acogida en la casa de campo de sus tíos, en la que tuvo que aprender a superar la pérdida de un ser querido. Ganadora del Gran Premio de la sección Generation Kplus y el galardón a la Mejor Opera Prima en la Berlinale, se ha posicionado como la gran favorita del Festival de Málaga.

Contada desde la visión de Frida (Laia Artigas), junto a la convivencia de su nueva familia, su tío materno (David Verdaguer), su otra “madre” (Bruna Cusí) y su adorable prima Anna (Paula Robles). A través de sus ojos sentimos su ausencia, extrañeza y rechazo, accedemos a una fábula de miradas, de gestos, de secretos escondidos, que aflora en lo más hondo de la inocencia de una pequeña que tiene que hacer frente a un varapalo que no marca edades. Transmite sensibilidad a partir de una herida que no se sabe porque duele aunque sí como está hecha. No hacen falta palabras para narrar esta historia, ni tampoco caer en el sentimentalismo, la aventura emocional de esta niña desgarra en cada pequeño detalle.

verano1993
Imagen de Verano 1993 (Estiu 1993)
Lo más interesante es asistir a la naturalidad que desprenden sus dos más pequeñas protagonistas. Laia Artigas y Paula Robles, de ocho y cuatro años, son lo mejor que nos va a ofrecer el cine español este año, actúan bajo una cuidada improvisación, basada en meros recuerdos trabajados en el rodaje. Una ayuda a la otra para hacer sentir frente a la cámara e irradiar luz propia en un ambiente abrumado de sombras. Sus padres en la ficción, un David Verdaguer que hace oro todo lo que graba (triunfó con la cinta 10.000km también en Málaga), y Bruna Cusí, otra verdadera revelación, son imprescindibles para aportar el suficiente amago de tranquilidad en un oscuro retrato de cinerealidad.

Verano 1993 es herméticamente perfecta, construida por una debutante que aspira a maestra, que expresa cosas desde el corazón con inteligencia y descaro. No le pierdan la vista a esta directora, que hace cine de autor de verdad.