Estreno: ‘Un diván en Túnez’

Segundo viernes de septiembre y una nueva comedia abre la cartelera, en este caso Manele Labidi Labbé se estrena en la dirección con una película de tono agridulce, metafóricamente correcta y bien resuelta: ‘Un diván en Túnez’. La película nos presenta a Selma (Golshifteh Farahani) que después de varios años estudiando en Francia, cumple su sueño realidad y abre su propia consulta psiquiátrica en un barrio de Túnez. Con la Primavera Árabe todavía presente en la vida de sus ciudadanos, Selma tendrá que lidiar con sus pacientes afectados por las diferencias culturas y políticas que ocasionó estas manifestaciones.

Es una comedia francesa agradable, con frescura, aunque a su guion le hace falta más ritmo. Si que se saborea esa intención de su directora de suavizarnos la severidad del episodio tunecino, y lo endulza con lo cotidiano y las situaciones disparatadas del reparto de la película. Pero la fórmula no es original, ya lo hemos visto en el cine de Nadine Labaki con ‘Caramel’. A pesar de esto, la impecable actuación de su protagonista (Farahani) que asume todo el peso del largometraje, y la banda sonora (un placer siempre escuchar Citta’ Vouta de Mina), hacen que Labidi apruebe suficientemente en su ópera prima.

‘Un diván en Túnez’ se estrena el 11 de septiembre en cines españoles, después de pasar por Venecia (Premio del Público en 2019) y el BCN Film Festival.

Nota: 5.5/10.

‘Mi querida cofradía’: tronos, torrijas y mantillas

Este año el 21 Festival de Málaga. Cine en Español ha arropado las óperas primas y le ha tocado el turno a la rondeña Marta Díaz de López Díaz con ‘Mi querida cofradía’, una comedia que se estrena este viernes en la cartelera española y que cuenta ya con el beneplácito del público tras hacerse con premios en el Festival de Málaga y el II Barcelona Film Fest.

MI QUERIDA COFRADIA
Fotograma de ‘Mi querida cofradía’ (2018).

La película nos presenta a Carmen (Gloria Muñoz) que lleva toda su vida dedicada a la hermandad de su pueblo y su sueño es convertirse en hermana mayor de la misma. Sin embargo, después de una votación, finalmente sale elegido Ignacio (Juan Gea), y Carmen no contenta con la decisión y tras un desencuentro en su casa, lo deja inconsciente y tiene que tenerlo escondido para que nadie descubra lo que ha hecho. Pero no lo que no sabe es que todo se complicará cuando en su casa interrumpa su hija (Pepa Aniorte), su yerno (Joaquín Núñez), su nieta (Rocío Molina) y su vecina (Carmen Flores).

Destaca que se una comedia sobre y protagonizada por mujeres, con un toque de empoderamiento femenino y una mirada al folclore religioso malagueño. En este caso, tiene más sentido que se estrene en Semana Santa por las torrijas, mantillas, nazarenos y marchas procesionales que envuelven la atmósfera de ‘Mi querida cofradía’, que acaba siendo una comedia divertida y tronchante aunque a su vez surrealista por los numerosos enredos y situaciones a los que se ve asediado el espectador. Mención especial para la actriz Carmen Flores que lleva la batuta del humor en la cinta, bien merecida esa Biznaga de Plata a la Mejor Actriz de Reparto.

Nota: 7/10.