‘Jusqu’ à la garde’, una mirada a la violencia doméstica

Pocas películas consiguen encoger el corazón, que te dejen huella o sin palabras para expresar lo que acabas de ver en la pantalla. ‘Jusqu’ à la garde’, del debutante Xavier Legrand, asfixia de emoción, de desprender un aliento de desasosiego que lo que estás viendo no es ficción, es cine de verdad.

La ópera prima de Legrand es un drama familiar sobre la custodia compartida de los hijos de Myriam (Léa Drucker) y Antoine Besson (Denis Ménochet), una pareja que se han divorciado ante la violencia que alega tener el padre de los niños.  Mientras que  Josephine (Mathilde Auneveux), la hija mayor de los Besson ya puede tomar sus propias decisiones, el pequeño Julien (Thomas Gioria) tendrá que pasar algunos fines de semana con su padre, convirtiéndose en el intermediario del conflicto de sus progenitores.  Para un cineasta novel desgranar esta trama no resulta sencillo, pero Legrand (nominado en 2013 al Óscar por su corto ‘Antes de perderlo todo’) debuta a lo grande con dotes de maestro. Se sirve de miradas y pocos diálogos para ofrecernos una visión real de un sistema judicial que no siempre resuelve en lo justo. Y es lo que  ‘Jusqu’ à la garde’ (‘Custodia compartida’, en español) trata de reflejar, que una no acertada decisión puede ocasionar un grave error, en este caso mirando hacia la violencia doméstica y de género. 

Jusqualagarde
Fotograma de la película.
La puesta en escena de la película es magistral. Se construye desde el punto de vista de todos los personajes, tanto del maltratador como de las víctimas, dejándonos mirar en los sentimientos que afloran en ambas partes. Mención especial para el pequeño Julien que aguanta los primeros planos con precisión y delicadeza pese a debutar en la gran pantalla. Al final estamos ante un relato cruel e incómodo por la autenticidad que desprende. Su final acaba siendo una pesadilla para el espectador, angustioso, inquietante, como si estuviéramos viendo ‘El Resplandor’.

‘Jusqu’ à la garde’ es, sin duda, una de los dramas franceses del año. En España, su estreno aún no está programado pero ya se ha podido disfrutar en importantes festivales de cine como el de Venencia, donde se alzó con el León de Plata al Mejor Director y Mejor Ópera Prima; el Festival de Cine de San Sebastián, galardonada con el Premio del Público a la Mejor Película Europea;  y ahora en el 23 Festival de Cine Francés de Málaga donde tuvo una gran acogida.

Nota: 10/10.

‘Le sens de la fête’, la boda más disparatada de la historia

Bautizados como los maestros de la comedia francesa, Eric Toledano y Olivier Nakache tocaron el éxito con ‘Intocables’ (19,3 millones de espectadores en Francia), continuaron con ‘Samba’ y ahora el dúo de directores nos trae ‘Le sens de la fête’, una historia coral y humana sobre la organización de bodas de lujo. La película presenta a Max (Jean-Pierre Bacri), el encargado de coordinar el enlace matrimonial de Pierre y Helena en un castillo del siglo XVII. Para que todo salga bien, un equipo de camareros, cocineros, el dj o un fotógrafo estarán al frente. Sin embargo, a pocas horas de comenzar la boda, todo empieza a irse de las manos…

Lesensdelafete
Elenco de ‘Le sens de la fête’
Una vez más, Toledano y Nakache nos vuelven a hacer reír, no tanto como ‘Intocable’ pero sí que construyen un laberinto de situaciones embarazosas que despiertan más de una carcajada en el espectador. Con mayor culpa, el magnífico elenco de actores que conforman la película, desde un Jean-Pierre Bacri que está de César, un divertido Gilles Lellouche, a una desenfrenada Eye Haidara. La banda sonora, que encabeza ‘Can’t take my eyes off you’ de Boys Town Gang, anima aún más la desastrosa fiesta.

‘Le sens de la fête’ fue presentada a concurso en el pasado Festival de Cine de San Sebastián, y  en estos días se ha podido disfrutar en el 23 Festival de Cine Francés de Málaga, que siempre ha acogido las cintas de estos dos directores.

Nota: 7/10.

Guillaume Canet se ríe de sí mismo en ‘Rock’n Roll’

El 23 Festival de Cine Francés de Málaga dio ayer su pistoletazo de salida con la película ‘Rock’n Roll’, en la que el actor Guillaume Canet filma una parodia autobiográfica de lo más exagerada y tronchante. En este caso, se nos pone en escena a un Canet en la crisis de los cuarenta, cansado que le asignen papeles paternos o que no es lo suficiente «rock and roll» para la nueva generación de actores. Para tratar de solucionar esto, el actor intentará buscar de todas las formas esa figura de joven y moderno que tuvo en sus años mozos. Acompañado de su mujer, la actriz Marion Cotillard, que se presta también al juego de su marido de la auto burla, así como su hijo y amigos de la pareja como el actor Guilles Lellouche e Yvan Attal, que también produce la cinta.

Guillaume Canet y Marion Cotillard son los Javier Bardem y Penélope Cruz de nuestro país. Amados por el público y odiados por la prensa, la carrera de los actores no puede ser más internacional. Canet ha compartido escena con Leonardo Dicaprio y Tilda Swinton en la película ‘La playa’ (2000) de Danny Boyle, que fue la que lo catapultó a la fama. Ahora en su faceta como director tampoco le va mal, con cuatro films rodados a sus espaldas, en 2007 recibió el César (los Goyas del cine francés) a la mejor dirección por ‘No se lo digas a nadie’. Por su parte, Marion Cotillard puede presumir de ser la única actriz francesa de ganar un Óscar a la mejor actriz por su actuación de Edith Piaf en ‘La vida en rosa’ (2007).  Además, de haber rodado películas con directores de la talla de Woody Allen, Christopher Nolan o Xavier Dolan. De una forma u otra, la pareja forman el tándem perfecto para perturbar la mente de los espectadores sobre su día a día fuera de las cámaras.

ROCK-N-ROLL-1-960x640
Guillaume Canet y Marion Cotillard en una de las escenas de la película

La película está claramente dividida en dos partes. Una es más divertida, real, con buen sentido del humor, la otra es como si estuviéramos viendo la vida de Cicciolina en la gran pantalla, de reality, exagerada, que busca la risa fácil. Aún así Canet, que con ‘Rock’n Roll’ presenta su quinta película como director, apuesta por una fórmula inteligente, se ríe de sí mismo, aprovecha el sarcasmo y la ironía, en una comedia que cosechó un millón de espectadores en sus dos primeras semanas de estreno en el país galo. Habría que ver si Pe y Bardem se atreverían a realizar esta arriesgada propuesta.

Nota: 8/10.

‘Jusqu’ à la garde’ y ‘Le sens de la fête’, principales alicientes del 23 Festival de Cine Francés de Málaga

El Festival de Cine Francés de Málaga, organizado por la Alianza Francesa, vuelve de nuevo a la capital con su 23 edición, que se celebrará en el Cine Albéniz del 11 al 18 de octubre, y que acogerá el estreno de películas del país galo. ‘Jusqu’ à la garde’, premiada en el pasado Festival de Cine de San Sebastián, y ‘Le sens de la fête’, de los creadores de ‘Intocable’, se presentan como los platos fuertes del festival.

‘Jusqu’ à la garde’, del director Xavier Legrand, es un drama familiar en el que dos padres luchan por la custodia de su hijo, el cual se siente como rehén del conflicto continuo entre sus progenitores. La cinta se hizo con el León de Plata a la Mejor Primera Película y Mejor Puesta en Escena en el pasado Festival de Cine de Venecia. Y en el 65 Festival de Cine de San Sebastián, el premio a la Mejor Película Europea y Premio TVE-Otra Mirada. Una serie de premios que la avalan como unos de los mejores dramas sociales del año.

JUSQUÀ-LA-GARDE-700x529
Fotograma de la película ‘Jusqu’ à la garde’

Por su parte, ‘Le sens de la fête’, viene de la mano de Olivier Nakache y Eric Toledano, que ya vieron el éxito con sus anteriores films ‘Intocable’ y ‘Samba’, y que de nuevo traen una comedia muy alocada en el que se sacan a relucir los entresijos de un boda muy disparatada. Según el diario francés Le Figaro, “Una tormenta de felicidad”.

La sección oficial de esta vigésimo tercera edición suma títulos como ‘Patients’ y ‘Rock’n roll’, del director y actor Guillaume Canet, en el que cuenta su propia vida de la manera más cómica junto a la actriz Marion Cotillard, muy presente siempre en la programación de este festival.  Los dramas, ‘Un sac de billes’, relato de dos niños judíos vagando a su suerte en la Francia ocupada por los alemanes en plena Segunda Guerra Mundial; y ‘Tesnota’, que formó parte de la sección ‘Un certain regard’ del pasado Festival de Cannes, en la que una familia judía tendrá que buscar todo tipo de ayudas para pagar el rescate de su hijo y esposa secuestrados. Así, completan esta sección los largometrajes ‘Petit Paysan’, ‘Noces’ y ‘Le semeur’, galardonada en el pasado Festival de Cine de San Sebastián a mejores Nuevos Directores.

ROCK-N-ROLL-1-960x640
Guillaume Canet y Marion Cotillard en un fotograma de la película ‘Rock’n roll’

El certamen proyectará también en la sección ‘Focus Documental’, ‘Visages Villages’, el nuevo film de la directora belga Agnès Varda, Premio Donostia del pasado Festival de Cine de San Sebastián y Óscar honorífico 2017, y el joven artista gráfico JR. 

Además, hay que recordar que el 23 Festival de Cine Francés ya ha inaugurado una exposición de fotos icónicas del Festival de Cannes (’24 images’) en su sede de la capital. De la misma forma, el certamen ya ha anunciado que proyectará fuera de concurso, y en versiones restauradas, ‘Ascensor hacia el cadalso’ y ‘La bahía de los ángeles’ como homenaje a la legendaria actriz Jeanne Moreau, recientemente fallecida.

Para más información, http://www.alianzafrancesamalaga.es/Festival/